22 de juliol 2007

Voy a por tabaco y vuelvo.

-Maria, dijo Juan, voy a por tabaco y vuelvo.
-Vale, respondió Maria, pero no tardes.
-Tranqui tía, justo comprar un paquete de Cubanitos y regreso.
Juan salió de casa, cogió el ascensor, salió a la calle y se dirigió al estanco más cercano, estaba cerrado.
Juan exclamó mentalmente: Coño, tendré que buscar un bar en el que vendan tabaco. Echó a andar calle abajo hasta que encontró un bar de aspecto vulgar, entró y preguntó al mal afeitado camarero si tenían Cubanitos.
¿Lo qué?, inquirió el desaliñado barman.
- Que si tiene tabaco de la marca Cubanitos

Vols acabar de llegir el relat?

Aquest escrit és una col·laboració del meu amic Josep Maria Sarabia, de la llibreria La Ploma. Si us agrada, en posaré més